30 jun. 2014

Uno de esos seres.

Encontré a uno de esos seres
que esconden la poesía en unos labios prohibidos.

Encontré a uno de esos seres
que ignoran la belleza en su ausente mirada.

Encontré a uno de esos seres
que acarician las palabras como si fueran piel.

Encontré a uno de esos seres
que hacen invisible su alma a los ojos ajenos.

Encontré a uno de esos seres, sólo a uno.
Y me ha quitado el sueño.

El poeta no me conoce y yo ya le estoy escribiendo poesía.
Y ni siquiera se hace llamar poeta...